CAÑON ELECTRICO 30 CM VACIO

Referencia: 2305201718234

Cañón eléctrico de 30 centímetros vacío.
Lanzador sin ninguna carga en su interior, pensado para poder rellenarlo con confeti o serpentinas.
Se requiere un disparador para el funcionamiento ya que no es de uso autónomo.

Contenido
Cañón eléctrico de 30 centímetros vacío.
El lanzador \"106E\" está pensado para aquellas personas que usen un disparador vacío para rellenar con el material que se desee (confeti o serpentinas).

Efecto
Para conseguir el mejor efecto se recomienda usar los cañones \"106E\" en espacios pequeños o medios donde tengamos como mínimo 5 metros de altura entre el techo y el suelo.
Este cañón dispara el confeti a una altura aproximada de unos 4/5 metros.
El disparo de confeti con el cañón \"106EC\" debe ser orientado de forma vertical, puesto que subirá más arriba y tardará más en caer.
Sin embargo, también podemos poner el lanzador en diagonal para dirigir el confeti hacia el público.
En el caso de rellenar el cañón con serpentinas, se debería colocar en diagonal, ya que así permitimos que las serpentinas se desenrollen totalmente.

Funcionamiento
Estos tubos vacíos están diseñados para usarlos con los disparadores eléctricos que le dan el voltaje necesario para un correcto lanzamiento.
A diferencia de los manuales, estos no son de uso autónomo.
Los cañones eléctricos vacíos de 30 cm deberán ir cargados con 60 gramos de confeti o 50 rollos de serpentinas de 5 metros de largo, siendo estas las cantidades adecuadas para el mejor resultado.
Por otro lado, no se deberán hacer agujeros en el tubo ni apuntar a nadie con él, nunca lo expondremos a fuentes de calor o al sol y, antes de realizar el disparo, deberemos quitar la tapa de la parte superior.

  3,40€ Iva incluido

Stock:
Entrega inmediata
- +

Opiniones

Tiene que ser usuario registrado para poder opinar